LA BROMA DEL OLOR A CACA EN PÚBLICO