Sufre bullying hace años y el primer día de clases recibió una ayuda inesperada de 50 motociclistas

Phil Mick llegaba a casa con marcas de golpes y rasguños. Pero sobre todo, con el corazón partido. 

Era blanco de bullying como consecuencia de su gordura. Su madre Tammy Mickvivía desesperada.  No sabía cómo poner freno a una situación que atormentó a su hijo durante los últimos dos años.

Tiene once años y es blanco de las burlas por su sobrepeso. La iniciativa que significó un "nuevo comienzo. Leer más

Vía: infobae.com