El presidente de Filipinas mandó a matar a su hijo mayor,

Rodrigo Duterte aseguró también que protegerá al policía que asesine a su hijo, si se comprueba la acusación por tráfico de metanfetaminas que pesa sobre él. "Así es mejor, así puedo decir a la gente: 'Sigan hablando, ahí está el cadáver de mi hijo", señaló en un discurso


Leer más
Vía: infobae.com