Imponen orden de alejamiento a madre de piloto que intentó desalojo ilegal y vociferó ladrones y prostituta a esposos directivos del Bloque Dominicano para los Derechos Humanos

Por Tito Valenzuela

Rep. Dom. Una fiscal del Departamento de Niñez, Adolescencia y Familia de la Fiscalía del Distrito Nacional impuso este miércoles “orden de alejamiento” a la señora Dilania Valenzuela Gerónimo quien se presentó a la vivienda de dos esposos directivos del Bloque Dominicano para los Derechos Humanos (BDDH) con la intención de realizar un desalojo ilegal y a quienes, en medio de amenazas de matarlos, vociferó que eran dos ladrones y acusó a la dama de ser una prostituta. El hecho ocurrió en presencia de muchas personas, incluyendo una niña de cuatro años, el pasado 14 de septiembre pasadas las 7:30 de la mañana en el sector Villa Francisca del Distrito Nacional.


   La decisión de la magistrada se realizó tras el directivo aceptar la “conciliación” y agregar que ella como fiscal no podía restringir el derecho que tienen las personas de caminar libremente pero que Dilania Valenzuela Gerónimo se comprometía a no acercarse a la pareja de esposos y que si se producía algún tipo de incumplimiento se realizaría un sometimiento judicial. Sin embargo, la directiva del BDDH no aceptó conciliar y con su abogado Víctor de Jesús Correa prepara una querella ante los tribunales judiciales.

   De igual manera, Dilania Valenzuela Gerónimo fue denunciada por la madre de una niña de cuatro años quien presenta traumas psicológicas tras ser empujada por la denunciada durante el incidente. “La niña al escuchar los insultos de esa señora salió de la casa y le dijo que no le dijera esas cosas al vecino entonces empujó a la niña por uno de sus hombros y le indicó que no se metiera en asuntos de adultos”, relató molesta la madre de la infante quien sostuvo que tuvo la intención de soltar un perro Pittsburg que tienen en su casa pero que su hermano le pidió que mantuviera la calma.

    La directiva del BDDH que se negó a conciliar con Dilania Valenzuela Gerónimo indicó que aunque la fiscal le advirtió que posiblemente la querella no prospere porque sería difícil probar que la acusó de ladrona y prostituta aseguró que seguirá con el proceso. “Seguiré con el proceso porque hay muchos testigos por ejemplo, el periodista Juan Manuel García estaba sentado en el mueble cuando se presentó esa mujer y el vio y escuchó todo, por igual que la madre, la abuela y un tío de la niña de cuatro años. Voy a buscar la ayuda de la parroquia donde dirijo un coro de niños en Villa Faro porque Dilania tendrá que demostrarme delante de un juez dónde he ejercido la prostitución”, explicó.

   El BDDH aseguró que Dilania Valenzuela Gerónimo es reincidente en acciones violentas. “Es bueno que las autoridades realicen una investigación para descubrir quiénes maltrataban “en vida” a la fallecida madre de esta señora de nombre Fredesvinda Gerónimo Tejeda. Tampoco se podrá ocultar lo ocurrido con un vecino de ella cuando vivía en San Cristóbal, de nombre Pedro, a quien acusó de haberle envenenado una perrita, y con un martillo en manos destruyó parcialmente la cocina de la casa de Pedro porque no lo encontró en el inmueble”, relató la entidad.

    “Como Bloque de Derechos Humanos tenemos el derecho de preparar un informe del presente caso que involucra a la señora Dilania Valenzuela Gerónimo y del ocurrido con el señor Pedro en San Cristóbal y depositarlo por ante la embajada de España en República Dominicana y por igual por ante la empresa donde labora una de sus hijas que es piloto”, adelantó el BDDH.