INCREMENTOS NUBOSOS CON AGUACEROS Y TRONADAS. SE MANTIENEN LAS ALERTAS

El panorama meteorológico se mantiene bajo la influencia del viento húmedo del sureste que arrastra nubosidad hacia el territorio dominicano y de una vaguada en superficie sobre Haití, ambas condiciones generadas por la circulación asociada al Huracán María, el cual a pesar de su distancia mantiene una influencia indirecta sobre el país, para continuar generando nublados con aguaceros que podrían se moderados localmente, tormentas eléctricas y ráfagas de viento en ocasiones hacia las regiones noroeste, noreste, este, cordillera Central y todo el litoral costero Caribeño.

El huracán MARIA, ha descendido sus vientos máximos sostenidos, ahora están en unos 175 km/h con ráfagas superiores, lo que lo hace un huracán categoría 2 en la escala Saffir/Simpson. Se localiza a unos 850 km sur/sureste de cabo Hatteras Carolina del Norte, Estados Unidos y se mueve hacia el norte a unos 15 km/h.
Para mañana lunes, la vaguada no estará incidiendo sobre el país, sin embargo, continuará el marcado flujo de viento de componente sur/sureste arrastrando bastante humedad y la aproximación de una onda tropical que actualmente se localiza sobre las Antillas Menores, creandose las condiciones para que nueva vez se generen nublados ocasionales con aguaceros, tronadas y ráfagas de viento hacia las regiones noreste, sureste, noroeste, suroeste  y la Cordillera Central.
Debido a esta situación, la ONAMET mantiene el AVISO por inundaciones repentinas o graduales para las provincias: San Juan, La Altagracia, El Seibo, Hato Mayor, Monte Plata, Samaná, Espaillat, María Trinidad Sánchez, Puerto Plata, La Romana, San Pedro de Macorís y San José de Ocoa, a partir de este momento, se degradan de AVISOmeteorológico a ALERTA a las provincias: Santiago Rodríguez, Dajabón, Sánchez Ramírez, Montecristi, Duarte, Hermanas Mirabal, La Vega, Monseñor Nouel, Santiago, Valverde, San Cristóbal y el Gran Santo Domingo.
En cuanto a las condiciones marítimas, desde Miches hasta Cabo Francés, las embarcaciones pequeñas y frágiles pueden operar próximo a la franja costera cercana, pero sin aventurarse mar adentro. Zonas de playas no tienen restricciones, sin embargo, aquellas que no están protegidas por rompeolas o arrecifes naturales, no deben salir de los mismos. Estas condiciones desde la mañana continuarán mejorando paulatinamente a medida que María siga alejándose cada vez más de nuestra isla. También, otras embarcaciones como el caso de los trasatlánticos, que operan a lo largo de la costa norte, deben tener muy en cuenta la posición del huracán María y su desplazamiento futuro. En la zona costera caribeña, no hay restricciones, ya que el oleaje en los momentos actuales está entre 3 y 5 pies.
La ONAMET informa que el huracán LEE, se ubica a unos 1385 km al este de Bermuda sobre aguas abiertas del Atlántico, sus vientos máximos son de 140km/h y se mueva hacia el sur a unos 2 km/h, casi estacionario,  debido a su posición y distancia dicho fenómeno no ofrece peligro para el país.