La Policía lo sorprendió haciendo ceritos en plena Lincoln