Nest, la empresa de Google, quiere vigilar tu hogar.


San Francisco.
Cuando Google compró Nest por 3.200 millones de dólares no era más que una startup que hacía un termostato con un precioso diseño y preparaba un detector de humos, obligatorio en los hogares de Estados Unidos. Dos complementos para el hogar, casi siempre sosos, que convertían en algo para enseñar. En el caso del termostato pronto se vio como un aliado para ahorrar en la factura de la calefacción.
Leer más
Vía: elpais.com