Insólito: Estaba muriéndose por una herida de bala y lo obligaron a moverse porque molestaba



"Jálese para allá, aquí no puede estar". Esa frase inhumana fue pronunciada por la dueña de un local del Mercado de Abastos de Tepic, en Nayarit, México y provocó indignación entre quienes pudieron ver el video en el que puede observarse cómo un hombre está tendido retorciéndose del dolor por una herida de bala que resultaría mortal minutos después.


LEER MAS
Fuente: infobae.com