Otro mortal accidente de un coche sin conductor


Se trata del segundo siniestro de este tipo en el que está involucrada la compañía de Elon Musk. El primero se produjo en 2016, cuando el dueño de un coche Tesla S perdió la vida mientras el auto llevaba el piloto automático y conducía muy deprisa.
 Este accidente se produce después de que hace unos días un vehículo de Uber sin conductor atropellase a una mujer de 49 años en Arizona. 
Según ha asegurado la compañía en un comunicado, los registros del vehículo Tesla mostraron que el piloto automático se había activado momentos antes del accidente. "El conductor había recibido varias advertencias prácticas visuales y audibles antes en la unidad y las manos del conductor no se detectaron en el volante durante seis segundos antes de la colisión", afirma el texto. LEER MAS
Fuente: elmundo.es