Diputado Félix Castillo gestiona remodelación del Polideportivo de Puerto Plata

Austeridad no se ve, pero se siente en el Gobierno


Solamente por la centralización de los medicamentos en Promese, el Gobierno se ahorrará RD$4,000 millones

Las medidas de austeridad que viene adoptando el Gobierno son difíciles de percibir en lo inmediato, pero basta con entrar a cualquier dependencia del Estado, especialmente al Palacio Nacional, para darse cuenta de que se sienten y poco a poco están dando sus frutos.
El presidente Danilo Medina ha emitido varios decretos disponiendo reducción de gastos, pero además ha ordenado la ejecución de medidas que han de mostrar resultados también a mediano y largo plazos. La disposición para que las entidades públicas dejen sin efecto sus planes complementarios de pensiones, sumado a la orden de no sustituir con personal nuevo a los empleados que salgan pensionados, así como la de ordenar a los funcionarios activos que suspendan sus pensiones mientras se mantengan en sus cargos, son parte de las disposiciones que, de cumplirse, reflejarán un ahorro económico al Estado. Leer Más
A eso se agrega la orden de traspasar al Programa de Medicamentos Esenciales (Promese) la compra y suministro de todas las medicinas e insumos que utilizan los hospitales públicos. Aunque el Gobierno todavía no ha dado a conocer el estimado que se ahorrará por esa vía, los estudios preliminares del Ministerio de la Presidencia indican que el ahorro rondará los RD$4,000 millones cada año, sólo con esa decisión.
También se agrega a estas medidas de austeridad la orden de que todos los permisos de importación de alimentos sean a través de subastas en la Bolsa Agropecuaria. La primera subasta representó un ahorro para el Estado por RD$54 millones, los cuales serán reinvertidos en programas de desarrollo agropecuario.
Otra medida que se está aplicando y que muestra resultados limitados, pero consistente, es la de ahorro de los combustibles. Se estima que en un año el Gobierno central, sin incluir las entidades autónomas y descentralizadas, se ahorrará RD$700 millones en compra de combustibles, lo cual representará RD$2,800 millones en el cuatrienio.
Un ejemplo de los efectos de la austeridad es el gasto en consumo de alimentos. El promedio mensual de gastos en comida del Ministerio Administrativo de la Presidencial era de 1 millón 300 mil pesos, mientras que en el primer mes de gestión de Danilo Medina el gasto se redujo a 560 mil pesos. “Y eso, que se comió mucho más, porque estamos trabajando día y noche”, expresó uno de los consultores técnicos de la Presidencia.
En las instituciones fuera del Palacio Nacional también se están cumpliendo las instrucciones de reducir los gastos, lo cual se ve fortalecido con la disposición del presidente Medina de que a partir del próximo año todas las erogaciones que se realicen en las entidades del Estado deberán estar previamente autorizadas por el Ministerio de Hacienda.
A eso se agrega la aplicación de la tan mencionada cuenta única del Gobierno. Esto así, porque generalmente las instituciones que manejan recursos propios por los cobros de servicos y tasas habilitan cuentas bancarias particulares que se manejan con cierta discrecionalidad de los titulares de turno. Esos recursos no se reportan directamente a las cuentas nacionales y por tanto no aparecen como partidas presupuestarias.
Con la cuenta única, esos fondos deberán registrarse y transparentarse en el Ministerio de Hacienda. Entre las instituciones que manejan recursos por servicios y tasas están los ministerios de Interior y Policía con los permisos de porte y tenencia de Armas, Obras Públicas con los permisos de planos de construcción, así como los de emisión de licencias de conducir. También se agregan Migración y Pasaportes, entre otras.
Presupuesto
La austeridad del Gobierno también se reflejará en su propuesta del presupuesto del próximo año, que ascenderá a RD$469 mil millones. Este año el presupuesto inicial aprobado fue de RD$430 mil millones, a los que se agregó un complementario de RD$71 mil millones, para un total de RD$501 mil millones.
Sin bien la propuesta oficial no es de RD$410 mil millones como propuso el sector empresarial, por lo menos será menor en más de RD$30 mil millones a la que está en ejecución este año, aun cuando las partidas para el pago del servicio de la deuda pública y para la educación pre-universitaria van a aumentar considerablemente en 2013.
Para el próximo año el Gobierno espera aplicar una reforma fiscal que ha de generarle alrededor de RD$47 mil millones (1.9% del PIB), y al mismo tiempo se ha comprometido a aplicar medidas de ahorro y reducción del gasto público por una cantidad sumilar, para un total de RD$94 mil millones.
Para construir más por el mismo precio
El Ministerio de Obras Públicas, en sus labores de austeridad, ha iniciado la revisión de los contratos de construcción de obras a los fines de ajustarlas a las necesidades reales y tomar los fondos que sobrasen para otras construcciones prioritarias.
Por ejemplo, si para construir una carretera se presupuestaron 100 millones de pesos, el Ministerio pide ajustar los gastos y las especificaciones de la obra, para bajarla a 80 millones, y así pide al constructor que invierta los 20 millones restantes en un puente o camino vecinal de otra comunidad.
La medida ha dado resultado y es así como Obras Públicas está construyendo y cumpliendo demandas comunitarias, sin la necesidad de más recursos, sólo reajustando los contratos vigentes de construcción con firmas nacionales y extranjeras.


Dirección General de Comunicación
Presidencia de la República Dominicana

Comentarios