Diputado Félix Castillo gestiona remodelación del Polideportivo de Puerto Plata

Es hora de mostrarnos a la altura de nuestros pueblos y de sus sueños. Es hora de hacer lo que nunca se ha hecho”.


El presidente Danilo Medina, reconociendo la deuda social con nuestros pueblos y la inequidad que impera en nuestra América Latina, propone mejorar y elevar la inversión social y la calidad de vida de la población que menos tiene, al tiempo de expandir la economía y lograr un crecimiento sano, camino que ha elegido transitar su administración.
Dentro de los puntos tratados por el presidente Danilo Medina ante la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno están: leer más
  • Concentración de los  esfuerzos y capacidades en la construcción de un nuevo modelo de desarrollo que privilegie desarrollar sistemas educativos incluyentes y con calidad;
  • Sistemas de salud y protección social que puedan garantizar que la enfermedad no será más la ruina de la familia, que la salud no será más un privilegio de quienes pueden pagarla;
  • Que la seguridad de las familias y comunidades y de los bienes y propiedades, no esté más en entredicho;
  • Un modelo en que el Estado asuma como principal responsabilidad garantizar la calidad de vida sin exclusión
  • Fortalecer los sectores con mayor potencialidad de generar trabajos dignos;
  • Que el trabajo digno no sea más una aspiración frustrada para jóvenes que deambulan en búsqueda de oportunidad sin encontrarla;
  • La economía debe estar al servicio de las personas y no las personas al servicio de la economía;
  • Reducir la inversión pública social sólo aumentaría la exclusión social y debilitaría la economía, por el contrario, necesitamos elevar y mejorar la calidad de esa inversión;
  • Mejorar la calidad de vida en especial la de los que menos tienen, es la base para elevar la capacidad de consumo y producción;
  • Elevar la capacidad de consumo es nuestra única posibilidad de expandir la economía y lograr un crecimiento sano que no vulnere más la cohesión social, ese es el camino que hemos elegido en la RD y que, me consta, comparten muchos países hermanos de América Latina;
  • Mayor integración entre los países de Iberoamérica. Trabajar juntos por un modelo de desarrollo que promueva solidaridad, reducción de desigualdades, y economías prósperas;
  • Llama a sanar juntos la herida de la desigualdad que aún sufren nuestras familias empobrecidas y buena parte de las clases medias;
  • Pide unir esfuerzos para impulsar un nuevo modelo de crecimiento y prosperidad; basado en la justicia, equidad y cohesión;
  • Mayor  cooperación, estrategias de codesarrollo, políticas conjuntas de protección social, proyectos de desarrollo regional y el establecimiento de compromisos serios y urgentes con la agenda social, tantas veces aplazada, que merecen nuestros pueblos.

Comentarios